Viernes, 24 Noviembre 2017 | Acceder
Nuevo León ajusta a 52 cifra de muertos por riña en el penal de Topo Chico; identifican a 40

Nuevo León ajusta a 52 cifra de muertos por riña en el penal de Topo Chico; identifican a 40 Featured

El proceso de identificación de las víctimas continúa realizándose por la Dirección de Servicios Periciales de la PGJE de Nuevo León, hasta el momento han identificado a 40. El Bronco  detalló que 12 personas más se encuentran heridas, cinco de ellas de gravedad y se descartó una fuga de reos.

 

Agencias

11/11/2017

Monterrey, Nuevo León, Mex.

El gobernador de Nuevo León, Jaíme Rodríguez Calderón, El Bronco, confirmó que una riña entre reos de grupos rivales en el penal de Topo Chico, en Monterrey, dejó 52 muertos y 12 heridos, cinco de ellos de gravedad.

Se supo de manera extraoficial que algunos fallecieron a causa de disparos de la fuerza pública, presente durante los sucesos, entre ellos el ejército mexicano, y que abatieron a algunos para proteger a otros, en peligro de muerte.

El procurador del estado, Bernardo González, dijo que hay 54 detenidos señalados de participar en la riña, y a los cuales se investiga para averiguar su responsabilidad.

En conferencia de prensa desde el Palacio de Gobierno, el mandatario estatal detalló que entre las víctimas no hubo infantes ni mujeres heridas, y quedó descartada la existencia de fuga o intento de ésta, así como el uso de armas de fuego.

Entre los heridos de gravedad se encuentran Óscar Reynaldo Cazares González, Axel Lovato Mendoza, Jorge Alberto Aguirre Treviño, Hugo Roberto Escobar Rincón y uno más sin identificar.

Mientras que el proceso de identificación de las víctimas continúa realizándose por la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Nuevo León.

El Bronco detalló que los hechos iniciaron a las 23:30 horas del miércoles con un enfrentamiento entre los internos de dos grupos liderados por los reos identificados como Jorge Iván Hernández Cantú, alias El Credo, y Juan Pedro Saldívar Farías, alias El Z-27. Tras la riña, varios reos prendieron fuego a una bodega de víveres.

Los hechos se suscitaron únicamente en los sectores C-2 y C-3, el resto de las instalaciones se encuentran bajo control y sin registro de incidentes. Alrededor de la 1:30 horas de hoy y tras la intervención de la autoridad penitenciaria, la situación quedó bajo control.

Desde esas horas, “elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal apoyan en las tareas de vigilancia en el penal de Topo Chico”, detalló el gobernador.

 Como parte del protocolo aplicable se estableció un cerco de seguridad alrededor del centro penitenciario y del resto de los penales del Estado.

“Por respeto a las familias esperaremos a tener certeza sobre la identidad de cada una de las personas fallecidas, que será dada a conocer en unas horas”, subrayó Jaíme Rodríguez Calderón, El Bronco.

Además de señalar que el Gobierno de Nuevo León brinda atención personalizada a las familias de las víctimas y “se hará cargo de la atención médica y funeraria que se derive de este lamentable hecho”.

Al mediodía de ayer, un grupo de reos tomó como rehenes a tres guardias y los subió a la azotea de uno de los ambulatorios. Los reos estaban recluidos en los bloques destinados a secuestradores, que disputaron contra presos por crimen organizado en el inicio de este conflicto.

La autoridad estatal dialogó con los inconformes para pedirles que los liberaran, pero cuando aquélla detectó que los estaban golpeando e iban a arrojarlos al vacío, utilizaron la fuerza letal y rescataron a los retenidos.

Aldo Fasci, quien es también el jefe de Inteligencia estatal, explicó que hasta ahora se ha detectado que dos internos murieron a causa de los disparos, aunque se presume que el resto pereció por una riña interna ocurrida entre los seis grupos criminales que cohabitan en el reclusorio de 4 mil reos, ubicado 30 kilómetros al oriente de la capital.

Los problemas iniciaron la noche del lunes cuando un grupo de 40 internos que, de acuerdo con el vocero, no puede convivir con los demás, efectuaron una trifulca que fue controlada.

Sin embargo, por la mañana hubo otro brote violento en el que participaron más 150 reos, entre los que se encontraban los mismos que se habían manifestado la noche anterior, y fue cuando se tomó como rehenes a los custodios.

Para evitar el acceso de las fuerzas del orden, los reos colocaron cajas de comida en las puertas de la penitenciaría y les prendieron fuego.

Los mandos de Fuerza Civil dieron un plazo a los internos para que liberaran a los secuestrados, pero al ver que pretendían asesinarlos, emplearon las armas y abatieron a varios de ellos.

En la acción para sofocar el motín resultaron ocho lesionados, dos de los cuales eran policías. Uno resultó herido de gravedad, al recibir un puntillazo que le perforó un pulmón.

Los uniformados fueron agredidos con piedras y artículos “hechizos”, como barras usadas como arma contundente y “puntas”. Un video que circula en redes sociales muestra cómo los agentes son agredidos mientras avanzan a través de un pasillo de alambrada.

Cuando entraron las fuerzas del orden al penal, los rijosos se dispersaron e ingresaron a varios ambulatorios, donde se enfrentaron a otros internos de grupos rivales, lo que provocó la muerte de los otros 11 internos, explicó Fasci Zuazua.

Incluso uno de ellos fue encontrado calcinado.

Las autoridades penitenciarias retomaron el control total del penal, pero se encuentran atentas para sofocar el resurgimiento de la violencia, explicó el vocero.

www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

Leido 459 veces
Califica este item
(0 votos)

About Author

×
Boletin

Suscribase al Boletin Diario para recibir noticias directamente en su correo electronico