EL TERREMOTO QUE SACUDIÓ A LA CORTE.

Primera Parte
Por Luis Serieys y Mina Moreno
19 de septiembre de 2017 un terremoto sacudió a la ciudad de México, muchos inmuebles se colapsaron, pero ese terremoto, no sólo cimbró al país, sino que puso al descubierto una de las más grandes estafas en el Poder Judicial de la Federación, “la venta de exámenes para jueces federales”.
¿Cómo se descubrió el enjuague?
Gracias al temblor del 19 de septiembre de 2017, cuando Enrique Peláez Toledano quien era en ese momento administrador del Edificio Florida del Poder Judicial de la Federación, detectó que Patricia Guadalupe Lee Martínez, entra al edificio con un hombre que no se identificó, a pesar de que se había pedido a todo el personal saliera por una posible réplica del temblor.
La pareja fue sorprendida tratando de llevarse el disco duro de su computadora porque contenía las respuestas del examen de juez, situación que fue de inmediato notificada al Ministro Presidente de la Corte, Luis María Aguilar, quien para el 20 de septiembre de 2017, dio órdenes de cerrar el edificio sede del Consejo.
Así fue como se destapó “la cloaca del Poder Judicial de la Federación y la peste llegó a todo el país”, pues, la gran mayoría de los aspirantes a jueces pagaron entre 350,000 y 400,000 pesos en efectivo a uno testaferro del Magistrado Salvador Mondragón Reyes, quien era Director del Instituto de la Judicatura Federal cuando se descubrió la estafa maestra, por la cual se llevaron el “billullo” de aproximadamente 31 millones de pesos.
El examen para juez que los aspirantes pagaron por tener en sus manos, se encontraba contenido en el disco duro de la computadora.
El Ministro Presidente Luis María Aguilar supo desde el 19 septiembre de 2017 de esta “estafa maestra” y fue hasta el 14 de febrero de 2018 que ordenó suspender el examen de juez, 5 meses después, Luis María Aguilar declaró que unas partes del examen se habían filtrado, cuando lo cierto es que todo el examen fue vendido a los aspirantes.
90 personas habían sido “tocadas por el dedo del dios y supuestamente habían pasado algunos incluso con un 10 absoluto, poderoso caballero es dinero”.
En entrevista exclusiva con DESDE ABAJO NOTICIAS Enrique Peláez Toledano declaró que a partir de ese 19 de septiembre 2017, por haber denunciado la estafa de los exámenes ha vivido el infierno en vida, pues en ese mismo mes, su hija de sólo 12 años recibió una llamada a su celular con mensaje expreso para él amenazándolo de muerte; lo han interceptado exigiéndole que “le baje de huevos”; lo han amenazado con pistola en mano en una iglesia frente a su hija, entre otros ataques.
Todo lo inimaginable lo ha vivido, fue objeto de mobbing, que es acoso laboral, para reventarlo y doblegarlo a no sacar los trapos sucios de la Corte, finalmente fue despedido injustificadamente por el Consejo, ha sufrido varios atentados frente a sus seres queridos, se volvió diabético.
Todos los Ministros y los Consejeros tienen conocimiento de la venta del examen de juez, existen documentos que lo acreditan.
Sin embargo, pocos servidores públicos se encuentran suspendidos e increíblemente el Magistrado Mondragón renunció el 16 de marzo de 2018 como Director del Instituto, mejor conocido como la escuelita y fue premiado al mandarlo al Décimo Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa de la ciudad de México, pesé a la acusación de corrupción sigue en funciones.
Igual caso presenta Patricia Lee, quien fue la punta del iceberg que motivo la denuncia e investigación por tener cargada en su computadora el examen de juez, se encuentra trabajando en su Tribunal, no fue suspendida y en el colmo del cinismo más puro declaró en un recurso legal:
“El sacrificio personal invertido en a horas de estudio que han implicado apartarse de la familia, con la única finalidad de obtener la mejor calificación basada en el esfuerzo propio, ahora queda destruido por la conducta de personas ajenas, con las que no tuvimos relación”.
Cinismo total el de Patricia Lee, pues fue gracias a su conducta que se descubre esta “estafa maestra”, pues era ella la que tenía cargada en su computadora el examen de juez, irónicamente quien denunció Enrique Peláez Toledano ha sido perseguido y perdió su trabajo, mientras que ella sigue trabajando, no cabe duda que la Corte y el Consejo de la Judicatura Federal son “un par de pérfidas”.
Actualmente, sólo se encuentra suspendidos 3 servidores públicos, entre ellos, Martín Mayorquin secretario de Colegiado en Mazatlán, Sinaloa, esposo de Judith Villa representante sindical en Mazatlán.
Pero, ésta no es la primera vez que se anula un concurso para Juez, en el 2012 se determinó suspender 2 concursos, los números 16 y 17 de oposición para la designación de jueces. Fue también por venta de exámenes, sin embargo, no pasó absolutamente nada, siendo más grave pues, pese haber sido anulados los concursos, varios de los tocados por “el dedo de Dios resultaron jueces”.
Entre los beneficiados se encuentra la Juez Lilia Maribel Maya Delgadillo, mujer estrechamente vinculada al Magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera, quien en ese entonces se encontraba en el Instituto, y hoy trabaja en la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral.
La Juez Lilia Maribel Maya Delgadillo fue designada por equidad de género, pesé a declararse nulo el concurso, ¿¿¿cómo fue posible que pasará esto???? ¿¿¿Que alquimias$$$$$ se utilizaron para ello???.
Lo que queda de manifiesto es la red de corruptelas, complicidades, amasiatos, amiguismos, influencias, compadrazgo, nepotismo y dedazos de los poderosos, que empañan la actividad jurisdiccional y dejan muy mal parada a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien a nivel internacional se vanagloria de ser incorruptible, ¡¡¡que mentira más grande!!!
Pobre ciudadanos que buscando Justicia son víctimas de estos jueces de nula capacidad moral y dudoso profesionalismo…y más aún, los que caen en manos de todos los que compraron el examen para ser juez.

serieys@hotmail.com
www.desdeabajo.com.mx
Siguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *