No hay desabasto de gasolina en Guerrero: Reyes Paris

Marcial Campuzano/desdeabajo

10/01/2019

Chilpancingo, Gro.

La asociación Estatal de Empresarios Gasolineros de Guerrero afirmó que esta entidad no será afectada con el desabasto de gasolinas y diesel, toda vez que la planta que tiene Petróleos Mexicanos en Acapulco abastece a todas las estaciones de servicio que hay en la entidad, y que incluso sirve como distribuidora de combustible para otros estados del país que enfrentan la carencia de los derivados del petróleo.

La planta de Pemex ubicada en la colonia Icacos de Acapulco surte de gasolinas y diesel a las dos costas del estado, al sur de Guerrero y ahora a otros estados del país por el cierre de los ductos para evitar el robo de combustible.

La Asociación Estatal de Empresarios Gasolineros no descartó la posibilidad que algunos municipios ubicados en las regiones Norte y Tierra Caliente, sean afectados con el desabasto de gasolinas y diesel porque se surten de plantas establecidas en los estados de Morelos, Puebla y el Estado de México.

El tesorero de la Asociación Estatal de Empresarios Gasolineros, Carlos Reyes Paris, informó que es complicado que estaciones de servicio de esta entidad expendan gasolina robada, toda vez que cada tres minutos las estaciones emiten reportes a la Secretaría de Hacienda a manera de fiscalización para evitar el lavado de dinero, y resaltó que esa irregularidad muy difícilmente se podría dar en Acapulco porque las estaciones se surten de combustible que llega por barco.

Explicó que el llamado huachicol se caracteriza por el robo de combustible directamente de los tubos conductores, lo cual no ocurre en Guerrero, y señaló que el desabasto de combustible ya afecta a 11 estados del país.

Carlos Reyes Paris aseguró que hasta ahora las 270 estaciones de servicio expendedoras de gasolinas y diesel que hay en Guerrero, de las cuales 77 están en Acapulco, están funcionando con normalidad.

 

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *