Los salarios opacos del Morena

LECTURA POLÍTICA

Los salarios opacos del Morena

Noé Mondragón Norato

 

Este viernes arrancará en ciudad Altamirano, el programa federal de entrega de Fertilizante. Sentará un precedente político. Porque es la primera vez que dicho insumo no estará a cargo del gobierno estatal. Le restará fuerza y presencia al mandatario priista Héctor Astudillo Flores. Y desde luego, dicho evento lo encabezará el presidente López Obrador. Los alcaldes de aquella región -de mayoría priista y perredista-, ya afinaron detalles para que el gobernador Astudillo, no sea abucheado por la audiencia convocada, tal y como ocurrió en Tlapa el pasado 11 de enero. Pero más allá de la frivolidad con que pudiera bañarse ese acto oficial, hay otros lastres morenistas con los que se topará AMLO a su arribo a esta entidad proveniente de Huetamo, Michoacán.

SALARIOS CÓMPLICES Y OFENSIVOS. – A pesar de que muchos personajes y funcionarios se plegaron por conveniencia al proyecto de AMLO, en el fondo no parecen dispuestos a ir en sintonía con “la austeridad republicana” propuesta por el presidente del país. Es decir, a renunciar a loestratosférico y hasta ofensivo de sus percepciones salariales, en una entidad donde la inversión en materia social ha sido atacada recurrentemente desde el poder púbico, con base endiscursosretóricos y demagógicos. Y por eso, continúa mostrando atrasos visibles en varios rubros de la agenda pública. En el Morena -como en los demás partidos políticos-, se advierte la vigenciade estas rémoras: 1.- El secretario general del Morena en Guerrero y exrector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Marcial Rodríguez Saldaña, percibe un salario mensual de 60 mil 293 pesos de acuerdo con información oficial de esa institución y avalada por el jefe del departamento de nóminas Jorge Balbuena Caballero. El punto es que Marcial como profesor de Tiempo Completo, no desquita con trabajo académico lo abultado de su emolumento. Ni tiene obra publicada anualmente como lo exigen los Cuerpos Académicos. Tampoco asume funciones de docencia, tutoría, generación de conocimiento, gestión, vinculación institucional e investigación, como lo demanda el perfil del Programa del Mejoramiento del Profesorado (Promep). Rodríguez Saldaña apela en todo caso, a una relación de evidentes complicidades con el actual rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán -con quien tiene una relación de parentesco-, para cobrar un salariotan ofensivo e indignante para la planta docente que sí trabaja en el aula todos los días. Pero que ni en sueños percibe tal cantidad. Al secretario del Morena -trasciende- le pagarían aparte, cerca de30mil pesos mensuales por desempeñarse como tal en ese partido político. Es decir, no solo cobra en la UAGro como falsa eminencia académica, sino también como simulador actor político de la izquierda. Los trabajadores universitarios ya están demandando una respuesta convincente al respecto, por parte del rector de la UAGro. Y AMLO debe dar la suya en dos vías: las acciones que debe tomar. Y “la calidad moral” de Marcial. Y cómo está fortaleciendo el gobierno federal los procesos de transparencia y atacando la opacidad al interior de la UAGro. 2.- El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez, asume que los diputados locales ganan mensualmente38 mil pesos. Pero el secretario de Finanzas, Netzahualcóyotl Bustamante Santín, lo desmintió recientemente: dice que perciben 49 mil mensuales. El punto es que, desde que la fracción legislativa del Morena se puso al frente de los manejos de los dineros en el Congreso local, la opacidad es la que reina. Lejos de impulsarmecanismos de transparencia al interior de ese poder, Helguera Jiménez -al igual que Marcial Rodríguez Saldaña-, ha traicionado la palabra presidencial que atiza sobre el combate a la corrupción. Y aunque lo hiciera, al final de cuentas no sabría qué hacer con los ahorros generados.Y ese es justamente, otro de los lastres del Morena en el Congreso local. Porque la cultura delcochupo y los desvíos de recursos, terminan dominando a quienes no son políticos, sinoengendros circunstanciales de la casualidad y de la coyuntura.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Polémico como siempre, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, advirtió que “un grupo delictivo más poderoso”, está invadiendo Guerrero. Pero en el gobierno estatal de plano, ya ignoran este tipo de posturas. Las relacionan con la búsqueda de reflectores mediáticos del prelado católico, protagónico como es. Porque de todo lo que ha dicho en relación a empujar treguas con grupos delictivos, nada ha cumplido.

 

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *