No aparecen Obtilia e Hilario; pide Astudillo a FGR que atraiga el caso

- El gobernador recibió en Palacio de Gobierno a integrantes del Concejo Municipal Comunitario de Ayutla

Redacción…

14/02/2019

Chilpancingo, Gro.

 

El gobernador Héctor Astudillo Flores pidió al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, que atraiga las investigaciones por el caso de la desaparición de Obtilia Eugenio Manuel, dirigente de la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM) y de su acompañante Hilario Cornelio Castro.

Este viernes el gobernador Astudillo Flores, acompañado por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, y el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, y con la presencia del visitador de la Comisión Nacional de Derechos humanos (CNDH), Hipólito Lugo Cortés, recibió en el Palacio de Gobierno a una comisión de integrantes del Concejo Municipal Comunitario de Ayutla.

Los integrantes del Concejo estuvieron antes en El Ocotito, donde en conferencia de prensa exigieron que la Fiscalía General de la República (FGR) atrajera el caso, pero antes, que la Fiscalía local diera un informe sobre las investigaciones por la desaparición de Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro.

Con base a los reportes de las organizaciones sociales y de las autoridades, Obtilia e Hilario desaparecieron el martes a las 7:30 de la mañana después de que subieron a un taxi colectivo en Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, que los trasladaría a El Ocotito, municipio de Chilpancingo, población a la que no llegaron.

Obtilia Eugenio Manuel, actualmente forma parte del Concejo Municipal Comunitario de Ayutla y es dirigente de la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM).

Fue parte fundamental en la lucha que emprendieron Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega en su exigencia de justicia por los abusos sexuales que sufrieron por parte de elementos del Ejército Mexicano, en el año 2002.

Por ese mismo caso, en el 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos le otorgó medidas provisionales, como parte de la responsabilidad internacional del Estado mexicano.

El miércoles pasado, el esposo de Obtilia, Cuauhtémoc Ramírez Rodríguez, también líder de la OPIM, sostuvo un encuentro con el gobernador Héctor Astudillo Flores en la residencia oficial Casa Guerrero, donde el mandatario le preguntó dónde estaban los elementos policiacos que tenía asignados para su seguridad cuando la dirigente indígena y su acompañante desaparecieron en Tierra Colorada.

Sobre ese dato, el esposo de Obtilia le hizo unos comentarios al gobernador, que el mandatario no reveló a la opinión pública por “prudencia”, pero sí se los compartió al fiscal general, Jorge Zuriel de los Santos, señaló el propio Héctor Astudillo en entrevista el jueves.

Integrantes del Concejo Municipal Comunitario de Ayutla, después de realizar una búsqueda en Tecoanapa, Tierra Colorada y El Ocotito, se trasladaron al Palacio de Gobierno, en Chilpancingo, donde el gobernador los recibió y les comunicó las acciones que han emprendido para dar con el paradero de la líder indígena y su acompañante.

Posteriormente, el gobernador llamó al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y con el teléfono color rojo de su oficina en altavoz, le pidió que atrajera el caso de la desaparición de Obtilia e Hilario.

Durante la conversación, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero aceptó atraer el caso. Héctor Astudillo le dijo que coordinarían esfuerzos los tres niveles de gobierno para dar con el paradero de Obtilia e Hilario.

El jueves, José Alfredo Pineda, integrante de la denominada Coordinadora Universitaria, después de participar en una marca con feministas y organizaciones sociales, aseguró que Obtilia Eugenio denunció que había sido amenazada de muerte desde el viernes de la semana pasada, y “hay indicios que fueron gente de la UPOEG (Unión de los Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero) los responsables de esos hechos, estamos demandando que se preserve la vida y la integridad física de los dos”.

También el jueves, el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, reveló información en el sentido de que el teléfono celular de Obtilia emitía señal desde el perímetro del municipio de San Marcos.

San Marcos, en la región de la Costa Chica, es una de las sedes donde la UPOEG tiene una fuerte presencia.

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *