Adela y Evodio: rupturas

LECTURA POLÍTICA

Adela y Evodio: rupturas

Noé Mondragón Norato

 

Parecía una luna de miel de las “izquierdas”. La recién estrenada alcaldesa de Acapulco por el Morena, Adela Román Ocampo, decidió realizar un proceso de entrega-recepción terso con el exedil perredista Evodio Velázquez Aguirre. Admitió quebrantos financieros en la comuna. Pero se cuidó de no enlodar a este último. Hoy, de plano reventó: reconoció que “una bola de mañosos que administraron la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), la saquearon”. Y demandó de la Auditoria Superior del Estado (ASE) “que cumpla su función y se inicien las acciones que tengan que iniciarse”. De ahí se lee lo demás.

RUPTURAS DEFINITIVAS. – Desde lejos se advertía el escenario: tanto Adela como Evodio llegarían a la rupturapolítica inevitable. Así como ocurrió con todos los exalcaldes que abandonaron y arribaron a esa comuna. Hay que ir por partes. 1.- El problema de la alcaldesamorenista se mide de una sola forma: la falta de dinero. Los proveedores la acosan. Los dueños de medios de comunicación, también. Aquellos con los que adquirió compromisos políticos por adelantado, son cosa aparte. Las presiones y el estrés son altos. Pero son los costos de gobernar. Brotan de manera natural los conflictos. Y no precisamente alentado por “gente perversa que utiliza las redes sociales para denostar mi administración”, sino por sus propias accionescomo autoridad. El adeudo con la Comisión Federal de Electricidad, se midió con la sequía en varias colonias. Nadie lo inventó. Es la realidad de su estilo de gobernar a quien debe ese golpeteo. Son la terquedad de los hechos. Entonces y en un intento desesperado, clama por la ayuda de la ASE. Y decide romper políticamente con Evodio 2.- El filo político en el comportamiento de la alcaldesa porteña, es evidente. Asegura que el gobierno estatal pagó 13 millones de pesos de 18 que al final se liquidaron a la CFE. “No nos prestó ese dinero, nos lo debía”, reconoció. Con eso se garantiza agua toda esta semana en el puerto. Pero la próxima tocará puertas en la federación. Es decir, con el expriista Manuel Bartlett Díaz, director de la dependencia federal. Dejó en impasse la respuesta en relación a cuando se reanudará el servicio. “Pregúntele a Evodio. Yo quisiera que fueran y lo entrevistaran”. Lo que la alcaldesa olvida es obvio: Evodio ya no es autoridad. Y en caso de ser entrevistado no lo hará la prensa, sino los tribunales donde se formulen las respectivas denuncias en su contra. Adela está obligada a resolver. No a politizar. Sobre todo, en la coyuntura en la que el gobierno estatal paga la mayor parte del adeudo a la CFE. Sin soslayar el punto candente: Héctor Astudillo es un adversario político acérrimo del exedil perredista. 3.- La ASE no es precisamente, la encarnación de la pureza en temas de fiscalización. Prueba de ello es que, hasta hoy, ningún funcionario público ha sido destituido. Tampoco exedil municipal pisado la cárcel. Todos han sido “transparentes”. O de otro modo: todo lo que entró, salió. Y cuando el titular de la ASE, Alfonso Damián Peralta, alegó que el exedil de Chilpancingo, el priísta Marco Antonio Leyva Mena, arrastraba pasivos por más de 60 millones de pesos e interpuso la denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), al final de cuentas ahí se quedó. Estancada. Damián Peralta ya era titular de la ASE, cuando Luis Walton Aburto le heredó al exedil perredista Evodio Velázquez,millonario boquete financiero. Y no pasó nada. Y lo de “mañosos” alcanza incluso, a los exediles del PRI, Manuel Añorve Baños y del Morena, Félix Salgado Macedonio. ¿Podrá Alfonso Damián fincar un veredicto creíble y no contaminado por intereses políticos como en el caso de Marco Antonio Leyva Mena? ¿Alcanzarán las auditorias de la ASE no solo al exedil perredista, sino a todos los exediles de otros partidos, corresponsables de todas las cloacas que, por enésima ocasión, brotan en la comuna de Acapulco? Es claro que se debe ir contra la corrupción. Pero su ataque debe ser frontal.Y parejo.

HOJEADAS DE PÁGINAS…En los maestros y trabajadores de la educación guerrerenses que están fuera del Fone, comenzó a cundir el nerviosismo. Porque desde el gobierno estatal de Héctor Astudillo, se filtra insistente, la versión de que no les pagarán una quincena que ya trabajaron.Pero curiosamente no fue la Ceteg la que se movilizó ayer lunes y tomó las delegaciones de la zona centro, sino los integrantes del SNTE. ¿Hay acaso alguna negociación oculta que buscan los dirigentes sindicales “charros”?

www.desdeabajo.com.mx                       

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *