La migración africana en México.

Por Mina Moreno

22/03/2019

Ciudad de México

 

Cada día es más común ver en la ciudad de México a personas que vienen de El Congo, Togo, Nigeria,  Costa de Marfil y demás países de África.

 

¿Cómo llegan?

 

A diferencia de sus antepasados que fueron traídos a América como esclavos a través de los barcos negreros, estos modernos migrantes llegan por la mafia africana, su primer contacto en América es Brasil.

 

Después, inician su viaje terrestre rumbo a Estados Unidos a pie, por camión y lancha, atraviesan Sudamérica y Centroamérica, hasta llegar a México.

 

Muchos africanos deciden quedarse en nuestro país por varios motivos; el primero, el cambio de política migratoria de nuestro vecino del norte, así como, la postura racista de Trump y la otra, es que en México, no sólo se les recibe con los brazos abiertos, sino que también opera una bien organizada estructura mexicana especializada en la introducción de africanos al país.

 

¿Cómo opera la estructura y quienes la integran?

 

Es un negocio integrado por mil cabezas, se encuentran involucrados agentes migratorios,  personal de la Secretaría de Cultura de Ciudad de México y Secretaría de Relaciones Exteriores, así como, Organizaciones no Gubernamentales.

 

Los africanos son recibidos en la frontera por agentes migratorios, algunos son canalizados a casas de migrantes, otros continúan bajo el dominio de la mafia y son explotados hasta pagar la totalidad de su deuda.

 

Otros más, en apariencia son beneficiados con contratos para presentarse como bailarines africanos.

 

Sin embargo, a los artistas extranjeros debe pagárseles en dólares, y a estos migrantes les pagan, en pesos mexicanos.

 

Es un negocio redondo montado por varios servidores públicos mexicanos y gente vinculada a la danza, así como, la cultura, que contrata y explota, a los ilegales  africanos, al pagarles en pesos mexicanos, lo que por ley, debería ser en divisa americana.

 

Y, siempre es el mismo círculo de mexicanos que contratan a los bailarines africanos están en Chetumal, Xalapa, Ciudad de México, Aguascalientes, Guanajuato, entre otros.

 

Así, la migración africana ha ido creciendo en el país, en los últimos años.

 

Trabajar en México sin tener acreditada ante migración su legal estancia, esto es, sin  haber obtenido  la residencia o bien, la nacionalidad mexicana ya sea por matrimonio o a través de los hijos nacidos en territorio nacional, genera sanciones no sólo migratorias como la expulsión del país, sino también, hacendarias por la falta de pago de impuestos y es, la confiscación del dinero no declarado.

 

Esto es, parte de las investigaciones que he venido realizando respecto a la migración africana y la cubana, pues tristemente tienen mucho en común, más de lo que se imaginan…

 

serieys@hotmail.com

www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@semdesdeabajo y en Facebook: Desde Abajo Aca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *