Comunicación Social: 10 avances y 3 yerros

Diario Ejecutivo

Comunicación Social: 10 avances y 3 yerros

¿Habrá más despidos en empresas mediáticas?

Disculpa, Salud, Libros, teatro, Nayarit, Yucatán

Roberto Fuentes Vivar

 

Hace unos días –antes de comenzar los días inhábiles de la semana santa- el presidente Andrés Manuel López Obrador y su director de Comunicación Social, Jesús Ramírez Cuevas, presentaron la “Nueva Política” sobre este sector.

Tanto en conferencia de prensa, como en un Acuerdo aparecido en el Diario Oficial de la Federación se dieron a conocer varios elementos que personalmente considero un avance para transparentar las relaciones entre el Poder Ejecutivo y los medios de comunicación.

También creo que hay por lo menos tres elementos que no se incluyeron en los documentos y que menciono al final de este análisis.

Dentro de los puntos positivos presento los siguientes 10:

1-Castigos y premios: Se elimina la ley no escrita que prevaleció durante muchos sexenios en el sentido de que para obtener recursos publicitarios del gobierno (incluso del Estado), los medios recibían línea para su política editorial, en una política de castigos y premios. En este sentido los documentos presentados señalan textualmente: “queda prohibido hacer uso del presupuesto asignado a publicidad para presionar, castigar, premiar o coaccionar a comunicadores o medios… Igualmente, queda prohibida la aplicación de recursos públicos para pagar notas, entrevistas o imágenes con fines periodísticos”.

2.-Quién es quién: Los documentos indican que: “habrá distribución horizontal del gasto y se sabrá quién es quién en pagos de publicidad” y que “no se hará uso discrecional de los recursos, pues el presupuesto es dinero del pueblo”. Incluso se señala que “conforme se va ejerciendo el gasto, se publicarán medios y montos contratados”.

3.-Perfil de medios: Para el otorgamiento de publicidad se indica que será el perfil de la población (a la que lleguen los medios) la que definirá la contratación de espacios y se explica que utilizarán tanto medios tradicionales, como locales o comunitarios. Este último punto es de especial trascendencia pues se busca apoyar a los medios comunitarios que tan estigmatizados y satanizados fueron por los las grandes cadenas mediáticas.

4.-No contratos anuales: Otro elemento importante que se incluye en estos lineamientos es que no se harán contratos anuales, como se acostumbraba anteriormente. Esto quiere decir que se elimina la obligatoriedad que asumía el gobierno, desde inicios de año, de pagar determinada cantidad a algún medio, lo que daba origen, por ejemplo, a la saturación de mensajes (en algunas temporadas) para llenar los espacios contratados.

5.-Menos publicidad: En términos generales, el monto asignado para publicidad del gobierno en este año será de cuatro mil 711 millones de pesos, la mitad del gasto ejercido al año en la administración de Enrique Peña Nieto. Incluso se menciona que en ningún caso se permitirá que el presupuesto para medios sea superior al uno por ciento del total.

6.-Eiminan agencias: Otro punto interesante es que no se contratarán empresas ni agencias, sino que en términos generales se hará uso de la infraestructura del Gobierno para las campañas gubernamentales. Esto, personalmente creo que es un gran avance, pues hasta el año pasado, por ejemplo, las agencias servían de intermediarias entre el gobierno y los medios para contratar espacios publicitarios.

7.-Producción propia: Basado en el punto anterior, se eliminan las contrataciones de agencias de producción audiovisual y los spots y mensajes serán producidos directamente en los medios públicos que cuentan con infraestructura para su realización. Esto en términos generales da una nueva vida a los medios públicos como productores.

8.- Tiempos oficiales: Uno de los puntos más interesante que se mencionan en los lineamientos es el regreso a los tiempos oficiales que prácticamente desparecieron durante los más recientes cuatro sexenios. Solamente cuando se haya agotado esta prerrogativa del gobierno se contratarán espacios en los medios concesionados.

9.- Concentración: En lo que se refiere a la distribución de la publicidad, se explica que “habrá distribución horizontal del gasto y se sabrá quién es quién en pagos de publicidad” y los lineamientos especifican que ningún medio de comunicación podrá concentrar más del 25 por ciento del total de la publicidad. Esto podría generar una mayor equidad en la aplicación del presupuesto.

10.-Recomendaciones: Tanto en los documentos, como en las conferencias de prensa, el presidente y su vocero se comprometieron a “nunca hacer alguna recomendación informativa a los medios de comunicación ni recomendará a ningún periodista en el ejercicio de su profesión”.

Hasta aquí la enumeración de los puntos positivos y vayamos a las carencias, algunas de las cuales han sido señaladas por organismos como Artículo 19 o algunos otros especialistas.

1.-Ley Chayote: No se deroga la “Ley General de Comunicación Social”, conocida “Ley Chayote”, aprobada en el sexenio pasado, por lo que, al menos en la legislación, prevalece la discrecionalidad para otorgar contratos con los medios.

2.-Padrón de medios: El propio Ramírez Cuevas señaló que quedó pendiente el padrón único de medios. En este sentido, hay quienes calculan que existen (y aquí retomo una cifra difundida por el colega y camarada Jorge Meléndez) “seis mil medios registrados, entre los que se cuentan dos mil 52 radiodifusoras, 865 televisoras y mil 590 medios impresos, más otros de las redes sociales”.

 

3.-Criterio mercantilista: Personalmente considero que en el acuerdo publicado en el Diario Oficial, en el comunicado de prensa 240 y en las conferencias de prensa no se abordó, desde un punto de vista teórico-práctico, el tema de que la política de comunicación social tendría como eje la información por sobre los criterios mercantilistas, como se había anunciado en documentos.

Consecuencias en los medios

En términos generales los lineamientos representan un avance para transparentar las relaciones entre el sector público y los medios. Lamentablemente la mayoría de los medios privados basan sus negocios en la publicidad oficial, por lo que sí es previsible que continúen los despidos y las reducciones en las prestaciones laborales de los periodistas y trabajadores de empresas mediáticas.

Prácticamente desde que en julio pasado Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones, muchos de los consorcios mediáticos comenzaron a prever que sus ingresos tendrían un descenso en el nuevo gobierno, por lo que comenzaron a despedir personal y a reducir algunas prestaciones para sus empleados.

Los dos casos más recientes son el de Grupo Imagen que despidió a todos los integrantes de HuffPost (apenas en 2016 había firmado la alianza para adquirir ese medio que gozaba de alto prestigio profesional) y también envío a la calle a decenas de trabajadores (se calculan entre 100 y 300), muchos de los cuales se encuentran en litigio con la empresa de Olegario Vázquez Aldir.

El otro caso (más reciente) es el de El Financiero que hace unos días comenzó su proceso de despidos, deshaciéndose de periodistas que tenían más de 30 años de antigüedad. Ya a finales del año pasado había realizado diversos cambios en dirección en su canal de televisión y en su operación. El problema, al igual que en Grupo Imagen es que muchas de las liquidaciones no se ajustan a la ley, por lo que se avizora un largo periodo litigioso.

Pero no sólo en los grupos mediáticos pueden preverse despidos. Por ejemplo ¿qué pasará con las agencias de contratación de medios cuando se queden sin uno de sus principales cliente: el gobierno federal? ¿Qué sucederá con algunas empresas productoras que fueron consentidas en sexenios anteriores al ser beneficiarias de jugosos contratos? Seguramente en ambos casos, como en muchos otros, habrá despidos o, por lo menos, reducción de prestaciones.

A pesar de la gravedad de los despidos para el gremio, los nuevos lineamientos sí significan un avance en beneficio de la sociedad y ¿por qué no? del derecho a la información.  Dice el filósofo del metro parafraseando las frases de semana santa: En verdad os digo que el periodismo fenece cuando el mercantilismo aparece

Tianguis

 

Siguiendo con el tema de los medios, en mi pasada entrega de esta columna escribí en dos ocasiones un error en un nombre. Al referirme a Jorge Ramos redacté Carlos Ramos (mi amigo Padilla). Me disculpo públicamente con ambos y les digo que fue definitivamente una falta de atención mía al escribir y al no corregir mi columna. Disculpas… Esta semana, del 22 al 25 de abril, se realizará la Semana de la Seguridad Social en la Cámara de Diputados. De acuerdo Mary Carmen Bernal Martínez, presidenta de la Comisión de Seguridad Social, en el evento participarán el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). “Todos los mexicanos tienen derecho a obtener un desarrollo digno e integral”, dijo la legisladora del Partido del Trabajo. Ojalá ella y todos los asistentes al encuentro, incluyendo al IMSS y al ISSSTE, aborden el tema del peligro que significa para los mexicanos asegurados que, por las nuevas formas de licitación de medicamentos, nos lleguen fármacos baratos de China, la India o Pakistán, que no cumplen con las normas actuales vigiladas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). El asunto es grave y pone en peligro a millones de derechohabientes del sector salud. Es deseable que los legisladores tomen consciencia del tema y modifiquen los lineamientos antes de que sea demasiado tarde…  Interesante el informe sobre tendencias entre los consumidores del sector literario en México, elaborado por Picodi.com, una plataforma de comercio electrónico global. El informe, que se basó en datos internos para los últimos tres años y la encuesta realizada en marzo 2019, explica, dónde, cómo y para qué los mexicanos compran libros. Algunos datos interesantes son los siguientes: 26 por ciento de los encuestados no dedica tiempo a leer; 71 por ciento de las mujeres admitieron que compraron al menos un libro el año pasado; la mayoría de los lectores prefiere la literatura de ficción (67 por ciento), y que la venta de libros en librerías online aumenta significativamente en agosto y septiembre… Siguiendo con el tema de la cultura, en los días feriados de la semana santa tuve la oportunidad de acudir al teatro dos veces. En una asistí a la obra “Kafka, donde estás, están todos los mundos”, que me dejó gratamente satisfecho. Definitivamente la actriz y dramaturga Clarissa Malheiros, nació para hacer teatro. La otra fue “El ensayo del titiritero”, también bastante recomendable, aunque me quedo con la primera. Hace poco asistí también a ver “El origen del mundo” de Jorge Volpi. Lo interesante es que, aunque aún es poco tiempo para juzgar a la actual administración, parece ser que pronto quedará atrás la época en que el teatro apoyado por el gobierno federal, parecía de Televisa, como sucedió con muchas obras que fui a ver en años pasados… En esta Semana Santa, Progreso, Yucatán, dio la bienvenida por primera vez al crucero Le Boreal de la naviera francesa Ponant, con lo que se inició una nueva era en el puerto yucateco.  De acuerdo al Informe Mensual de Turismo de la Secretaría de Fomento Turístico de Yucatán (Sefotur), durante los primeros dos meses del año, la afluencia turística aumentó por encima del 10 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2018, pues llegaron más de 316 mil personas, contra 283 mil 245 que arribaron en el mismo lapso del año anterior… Grave, pero durante semana santa (una de las más importantes desde el punto de vista vacacional) vecinos del Corral de Risco, Emiliano Zapata e Higuera Blanca, cerraron la carretera hacia Punta Mita a la altura del entronque que lleva a Higuera Blanca. La razón es que les falta agua potable a esas comunidades ubicadas en las cercanías de Riviera Nayarita. Después de 6 horas de manifestación pacífica y una intensa negociación, el alcalde prometió una solución que quedó plasmada en un convenio notarial. Lo grave es que se siguen haciendo hoteles que dejan sin agua a los habitantes de la zona. Por eso, organismos como la Alianza para la Costa Verde gritan: “¡Ya basta!”… Siguiendo con Nayarit, grave lo que en Acaponeta y Ruiz en la autopista Tepic – Mazatlán, en donde campesinos fueron sometidos por el crimen organizado para que tomaran esas casetas de cobro. Según la Coordinadora Nacional Plan de Ayala- Movimiento Nacional, “los ejidatarios afectados se vieron orillados a protestar en la caseta ante la falta de solución, padecieron un desalojo por parte de policía federal, se reinstalaron y hubo amenazas de nuevo desalojo; sin embargo, ahora que la delincuencia organizada tiene tomada la caseta de Acaponeta y Ruiz y mantiene a campesinos como rehenes hay complacencia”.

filosofodelmetro@yahoo.com.mx

 

www.desdeabajo.com.mx                                               

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *