Nepotismo en el Poder Judicial, denuncian en el Congreso local

- El señalamiento lo hace la morenista Nilsan Hilario Mendoza Fernando

Polanco Ochoa/IRZA

23/04/2019

Chilpancingo, Gro.

 

Magistrados, proyectistas y secretarios de acuerdos del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) habrían repartido entre familiares por lo menos 13 puestos de juez de control y juez de ejecución.

La presunta irregularidad en el proceso de asignación de las plazas fue denunciada públicamente por la diputada local de Morena, Nilsan Hilario Mendoza, en la sesión legislativa de este martes.

En un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, el cual fue turnado a comisiones por no alcanzar la votación requerida, al presidente del Poder Judicial, Alberto López Celis, se le exigía un informe pormenorizado al respecto.

De acuerdo con la diputada Hilario Mendoza, López Celis y magistrados “aprovecharon su poder” para beneficiar en el concurso de oposición interno a familiares directos o allegados, principalmente hijos, esposas y sobrinos, cuyas convocatorias se publicaron el 8 de enero de este año.

Se asignaron nueve plazas a jueces y juezas de control. Los beneficiados son: Víctor Hugo Nava García, hijo del magistrado Félix Nava Solís; Yolanda Mora Silva, proyectista del magistrado Félix Nava Solís y “protegida” del magistrado Paulino Jaimes Bernardino.

También se la asignó plaza, agregó la diputada, a Reyner David Ramírez, proyectista del consejero Francisco Espinoza Grado; a Francisco Michel Espinoza Larios, hijo del consejero Francisco Espinoza Grado.

Así como a Luis Jesús Hernández, “sobrino político” del secretario general de acuerdos del TSJ, Juan Sánchez Lucas; Evelyn Ramírez Venegas, “protegida” del magistrado Víctor Arellano Justo; y Mario Hernández, “protegido” del asesor de la presidencia del TSJ, Adrián Vega Cornejo.

También aparecen, señaló la diputada, Verónica Roldán, auxiliar de la magistrada Norma Leticia Méndez Abarca; y Erick Serrano Aguirre, proyectista del consejero magistrado Alfonso Vélez Cabrera.

La diputada Nilsan Hilario Mendoza denunció el reparto irregular de cuatro plazas de jueces o juezas de ejecución. Los beneficiados, dijo, son Cecilia Croman Flores, esposa del juez Bartolo Currichi Meza; María Teresa Sánchez Romero, esposa del juez de control Luis Jesús Hernández, quien a su vez es sobrino del secretario general de acuerdos del TSJ, Juan Sánchez Lucas.

En esa lista aparece también Génesis Hernández Rodríguez, esposa del magistrado Raúl Calvo Sánchez; y Flaviano Alfaro Fierros, secretario auxiliar de la Secretaría General de Acuerdos del TSJ que preside Juan Sánchez Lucas.

“Hay una larga lista de beneficiarios de un tribunal que carece de credibilidad, pero al mismo tiempo se hunde en el nepotismo y los excesos, dejando de lado la justicia para miles de guerrerenses”, fustigó.

 

www.desdeabajo.com.mx                                               

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *