Astudillo aporta la ayuda a grupos vulnerables abandonados por AMLO; Moreno Arcos gestiona más

Palabras Mayores

Astudillo aporta la ayuda a grupos vulnerables

abandonados por AMLO; Moreno Arcos gestiona más

por Jorge Romero Rendón

 

Diversos programas federales que han sido cancelados o modificados por el gobierno de Andrés López Obrador, están siendo financiados y operados directamente en Guerrero por el gobernador Héctor Astudillo Flores, para evitar que miles de familias queden empobrecidas y afectadas por haberles sido retirado el apoyo con que contaban, sobre todo entre personas de grupos vulnerables como discapacitados, estudiantes, adultos mayores, madres solteras, campesinos y niños pequeños.

El gobierno de Astudillo no ha optado por dejar solo en manos de la federación la política social, como otros gobiernos estatales. Sino que, al conocerse los recortes presupuestales aplicados por los diputados federales y locales de MORENA a los programas existentes, y la cancelación de muchos de ellos, se dio a la tarea de asumir el costo y la operación de los más importantes, hasta donde su capacidad presupuestal lo ha permitido, para seguir atendiendo las necesidades de miles de familias de escasos recursos.

Toda esa labor la ha puesto Astudillo en manos del secretario de Desarrollo Social estatal, Mario Moreno Arcos, quien además de cumplir con ese mandato, se ha convertido en el principal gestor de recursos federales extraordinarios para atender las demandas de la población.

Así, es el estado el que paga las pensiones de los adultos mayores que quedaron fuera del programa federal, que son los comprendidos entre 65 y 68 años de edad, ya que MORENA y el Peje lo redujeron para atender solo a los mayores de 68. De la misma forma que se apoya a discapacitados de 30 a 65 años de todo el estado, ya que el programa lopezobradorista sólo ayuda a los que tienen hasta 29 años de edad que viven en zonas indígenas.

Lo mismo ocurre con las becas tan publicitadas por el Peje, que solamente entrega a alumnos de bachillerato y de normales, por lo que es la Sedesol de Moreno Arcos la que sigue apoyando con becas a estudiantes de primaria, secundaria –que son los más numerosos- y a universitarios que cursan licenciatura. Y se apoya también a madres solteras, a las que AMLO les retiró toda ayuda y les cerró las estancias infantiles, muchas de las cuales ahora reciben subsidio estatal para evitar que madres trabajadoras y niños de 0 a 3 años de edad queden desamparados.

Lo que indica claramente que la orientación de la política social de Astudillo va encaminada precisamente a atender a las familias que más necesidad tienen de apoyo, sin distingos ni condicionamientos partidistas, llenando además los huecos que ha dejado el gobierno de AMLO y manteniendo sus propios programas para combatir las condiciones de pobreza y de marginaciónque se viven en el estado. Eso sin menoscabo de la voluntad que ha demostrado el gobernador de trabajar coordinadamente con la federación y con los 81 alcaldes, en términos de respeto, de diálogo y de suma de esfuerzos

Generando soluciones, bajando recursos…

En ese marco, Mario Moreno ha contado con apoyo pleno del gobernador, en base a los buenos resultados que ha cosechado, y aunque con menor presupuesto, mantiene otros programas de alto impacto social, como el llamado “Un Cuarto Más”, mediante el que se construirán este año 3,500 habitaciones para familias que viven en condiciones precarias, con un presupuesto de 180 millones de pesos –el año pasado se aplicaron 400 millones para 7,500 cuartos-; y conservando también el de Estufas Ecológicas que con sólo 17 millones de pesos beneficiará a 5,500 familias. Programas ambos cancelados por el nuevo gobierno federal morenista, pero vigentes en Guerrero.

Pero además de darle continuidad a programas socialmente trascendentes, Moreno Arcos aplica su capacidad gestora y anunció ya la firma de un convenio entre la Comisión Federal de Electricidad y varios ayuntamientos, contando con el gobernador Astudillo como testigo de honor, para electrificar a 24 mil hogares en municipios de la Montaña. A lo que se sumarán otros 308 proyectos de ampliación de redes de alumbrado en 50 municipios, y la instalación de paneles solares en zonas rurales para producir energía y cubrir las necesidades de electricidad de más de 100 mil personas.

Mario Moreno lleva a cabo gestiones para obtener recursos federales adicionales con el fin de traer al estado programas que aporten beneficios sociales, tema en el que tiene experiencia, pues hay que recordar que durante su paso por el ayuntamiento de Chilpancingo logró llevar a cabo obras y ampliar la infraestructura urbana de la capital y de las comunidades rurales con dinero obtenido principalmente de la federación, superando así las limitaciones del pequeño presupuesto municipal; y cuando fue delegado del ISSSTE, entregó la mayor cantidad de créditos de que se tenga noticia, además de haber equipado hospitales y liquidado adeudos, todo en base a una eficiente labor gestora

Correo electrónico: rendon59@gmail.com


www.desdeabajo.com.mx                                               

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *