Hambruna y maìz con gorgojos.

FORO POLITICO.

Hambruna y maìz con gorgojos.

Por Salomón García Gálvez.

 

Nadie en su sano juicio, pensaría que la NO entrega oportuna del fertilizante a miles de campesinos de Guerrero fue por negligencia e irresponsabilidad. Nada de eso.

Lo que existe, es un plan desestabilizador hacia gobiernos emanados del PRI, ni la duda cabe; quienes pagarán alto costo por la trama, son miles de campesinos guerrerenses.

La mayoría de los ciudadanos cree que la No entrega del abono fue plan con “maña”, orquestado por funcionarios federales para que estallen conflictos en el estado. Y vaya que los hay…

Además de bloqueos a vías de comunicación, manifestaciones públicas, protestas en oficinas federales y hasta retención de funcionarios morenistas, los campesinos se radicalizaron; a eso los  obligaron.

El fertilizante no llegó puntualmente a miles de campesinos de Guerrero, como ocurría al inicio del gobierno que encabeza el mandatario estatal Héctor Astudillo Flores.

El mandatario estatal aseveró que en junio del pasado año su gobierno ya había entregado todo el fertilizante a los campesinos del estado; ahora, el gobierno federal sólo ha distribuido el 20 por ciento.

Pablo Amílcar Sandoval, delegado federal único y el Coordinador del programa del fertilizante Jorge Gage François, son los responsables directos que la entrega del insumo a los campesinos sea rotundo fracaso.

Lo más seguro es que Pablo Amílcar, junto con otros funcionarios federales –fifís- hayan hecho cálculos de los costos políticos que provocará la falta del fertilizante.

Pablo Amílcar y secuaces, ya hicieron perversos planes para desestabilizar: provocarán hambre, inconformidad e ira de muchos campesinos, quienes no obtendrán las cosechas que esperaban.

El asunto es sencillo: El delegado (federal) único Pablo Amílcar, aprovechará la hambruna de miles de campesinos guerrerenses; apoyado por el gobierno federal, repartirá maíz y frijol con gorgojo así como despensas, como lo hacía el rancio tricolor para cooptar clientelismo.

El año próximo estaremos en la víspera del proceso electoral del 2021, cuando será renovada la gubernatura del estado, las 81 alcaldías y las diputaciones locales y federales.

El plan del Morena y funcionarios federales fifís, es ganar la gubernatura al costo que sea; para eso provocaron que el fertilizante no llegue oportunamente a los campesinos, para provocar inconformidad, protestas y un escenario negativo hacia el gobierno estatal.

Los funcionarios fifís encabezados por quien se siente Virreyito -Pablo Amílcar-, además de planear destruir a quienes consideran sus enemigos, pretenden apoderarse de Guerrero, al que hacen mucho daño.

Todo un desgarriate provocaron no sólo Su Majestad Pablo Amílcar I, sino también el tal Jorge Gage y compinches; pero no les gusta que públicamente los llamen negligentes, irresponsables e incompetentes.

Esos funcionarios fifís, tienen la piel muy delicada; se sienten monarcas. Cuando los critican, responden a través de las redes sociales; algunos lambiscones los defienden mediante presiones.

La senadora Nestora Salgado García, criticó la negligencia e incompetencia del delegado único, Pablo Amílcar Sandoval, de quien dijo que no operó bien la entrega del insumo.

Nestora, primero recibió ataque frontal por internet de la diputada local de Morena, Mariana García Guillén, quien defendió a Pablo Amílcar. Mariana, fue colaboradora del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Mariana, quizás lo hizo por presión de Pablo Amílcar; pero tal vez atacó a Nestora de manera oficiosa, para ganarse el apoyo de Pablo Amílcar y conseguir que la nombre Presidenta de la Jucopo en el Congreso, porque el actual Antonio Helguera, no da una, pura mediocridad.

El gringo pernicioso John Ackerman, quien es cuñado de Pablo Amílcar (esposo de la Secretaria de la Función Pública, Eréndira Sandoval), también se sumó a los ataques contra la senadora Nestora Salgado, porque tuvo valentía de criticar la inoperancia de Pablo Amílcar en la entrega del abono.

Todo el caos -plan con maña- que provocaron no sólo el delegado único sino otros funcionarios cercanos al presidente AMLO, tendrá costos políticos, económicos y sociales.

Ojalá el presidente AMLO voltee su mirada hacia Guerrero y conozca la verdad y la inoperancia de sus colaboradores quienes provocaron un desgarriate con la NO entrega oportuna del fertilizante. ¿O está de acuerdo AMLO?

A los funcionarios fifís como Pablo Amílcar y secuaces, poco y nada les importa que los campesinos se queden sin cosechas del básico: maíz, frijol y calabaza.

Ellos, los funcionarios fifís, se alimentan en lujosos restaurantes y se hospedan en hoteles de cinco estrellas, como es el caso del delegado único Pablo Amílcar, quien vive y despacha en el Holiday Inn de Chilpancingo.

Dentro de algunas semanas los hombres y mujeres del campo empezarán a sufrir hambruna, porque las cosechas del maíz serán escasas. ¡Aguas!

Los funcionarios fifís, saldrán para contener protestas mediante la entrega de maíz y frijol con gorgojos, como decía su jefe en campaña el ahora presidente López Obrador, quien criticaba -a rabiar- a los priistas y a la “mafia en el poder”… Y ahora… ¿Quién es la mafia en el poder?… Punto…

salomong11@yahoo.com.mx

www.desdeabajo.com.mx                                                            

                                                

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *