Seguridad pública, primera obligación, última en atención

Averígüelo Vargas.

Seguridad pública, primera obligación, última en atención

Enrique Vargas Orozco.           

 

El Informe de AMLO, un rosario de fantasías y buenos deseos. —Presume ahorros por 500 mil millones de pesos ¿Dónde están?—Asegura que es el fin del neoliberalismo en México. ¿Sabrá qué es eso?—Seguridad pública, primera obligación, última en atención. —Sólo fue una “prédica de la infalibilidad presidencial: Coparmex.

Ayer en Palacio Nacional, AMLO dio lectura a un documento salido de su fantasía, en el que hizo una serie de afirmaciones que no corresponden con la realidad o que reflejan que no siempre está consciente de lo que dice trata de decir, ya que la terca realidad lo confronta y lo hace quedar mal.

Sólo parece ser una presentación personal alejada de los hechos, y para demostrarlo lo presenta como “Tercer Informe…”, cuando que legal y constitucionalmente era el “Primer informe…” Pero, bueno, es que él debe tener “otros datos”.

Uno de los primeros temas que abordó fue el de su buena relación con el presidente de EU, Donald Trumph, de la que afirmó es básicamente respetuosa en ambos sentidos, lo que no parece estar muy cerca de la verdad, porque parece más cierto es que el mandatario yanqui le impuso una serie de condiciones para no aplicar la amenaza de los aranceles, según las cuales debía convertirse en la Patrulla Fronteriza de su país, para detener toda la migración que llega de Centroamérica y de la que el propio AMLO había dicho que se les dejaría circular libremente, en respeto a sus derechos humanos.

PRESUME AHORROS POR 500 MIL MILLONES DE PESOS ¿DÓNDE ESTÁN?—Insistió mucho el mandatario mexicano en presumir que en los 9 meses que tiene al frente del gobierno ha logrado ahorros por 500 mil millones de pesos, lo que sería muy satisfactorio si  no fuera porque se hayan hecho con el despido de miles de trabajadores o de retrasar o negar la compra de medicinas indispensables en ciento de hospitales en el país, y de otros ahorros por el estilo.

No dice para nada dónde están esos recursos, si están guardados en la hacienda federal, ni mucho menos explica cuál será su destino.

Si esa gran suma va a inversión productiva y de realización de obras públicas necesarias, será la mejor inversión posible, sin duda, pero viendo su proyecto de gobierno y sus prácticas más recurrentes, podría destinarlos a comprar votos por adelantado, entregándolos a ninis y otros grupos sociales improductivos, que sólo consumen, pero no dejan beneficio alguno.

ASEGURA QUE ES EL FIN DEL NEOLIBERALISMO EN MÉXICO. ¿SABRÁ QUÉ ES ESO?—Desde el inicio de su mandato y tal vez desde antes, siempre mantuvo su crítica al neoliberalismo económico que caracteriza a la economía nacional y a la de la mayoría de los países con los que México mantiene una relación de comercio y de intercambio de bienes y servicios.

Ayer, destacó, contento y satisfecho, que en México ya se terminó con la economía neoliberal, lo que hizo que los funcionarios se miraran entre ellos con cara de ¿What? Y que los ricos empresarios que lo escuchaban mostraran una sonrisa cómplice de “claro, si usted lo dice señor presiente”.

El neoliberalismo es el tipo de prácticas económicas que caracterizan a un país, a través de empresas particulares con miles y millones de obreros y empledos que dependen de los dueños del capital y de sus esas grandes fábricas (por intentar una explicación simplista), que, hasta dónde se advierte, ahí siguen, además de que con ellos convive y se lanzan mutuos elogios.

Neoliberalismo es que practican y sostienen gente como Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, un empresario rancio y conservador, integrante de la orden de los Caballeros de Colón, una de las confraternidades propias de los empresarios reaccionarios que están en el extremo de la derecha política y económica, aparte de ser admirador y ex socio del famoso padre Maciel, pederasta reconocido como tal hasta en el Vaticano, según la descripción que hizo de él Carlos Urzúa, el ex secretario de Hacienda.

A su lado están también Carlos Slim Helú y Ricardo Salinas Pliego, dos de los empresarios más ricos del país con quienes él hace negocios públicos y que, por lo mismo, son los representantes que mejor definen el rumbo el neoliberalismo económico en México.

Ese que dice AMLO que ya no existe en México y que las relaciones económicas no se definen con ese esquema.

SEGURIDAD PÚBLICA, PRIMERA OBLIGACIÓN, ÚLTIMA EN ATENCIÓN. —La primera obligación del Estado es brindar seguridad y garantizar la tranquilidad y defensa de la vida y los bienes de los ciudadanos y en México está cada vez peor.

La inseguridad vienes desde siempre, pero básicamente se acusa que la destapó Felipe Calderón Hinojosa, cuando declaró la Guerra al narcotráfico, lo que eso provocó que en los siguientes 9 meses de su gobierno se cometieran 6 mil 266 homicidios dolosos.

Enrique Peña Nieto recibió esa herencia y en los 9 primeros meses de su gestión se reportaron 11 mil 060 homicidios dolosos.

Pero ahora, la violencia está en todo su apogeo, pues en 9 meses de AMLO, los homicidios llegan a 23 mil 027, sin que un buen espacio a definir el programa de acción con el que espera terminar con ese problema o reducirlo, cuando menos.

Sólo se nota que no sabe qué hacer.

SÓLO FUE UNA “PRÉDICA DE LA INFALIBILIDAD PRESIDENCIAL: COPARMEX.–Como “un acto de divulgación ideológica” y “prédica de la infalibilidad presidencial” calificó Gustavo de Hoyos Walther, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) el Tercer Informe al Pueblo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Habrá que revisar el verdadero primer informe de gobierno”, señaló De Hoyos en un mensaje por Twitter.

También dijo que el mensaje presidencial fue “un embate a los vestigios del pasado”.

Una buena definición y un buen resumen de lo afirmado durante más de una hora por AMLO.

evargasoro@hotmail.com

evargasoro@yahoo.com.mx

 

www.desdeabajo.com.mx                                 

                                                

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Carlos Yáñez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *