Auditorías y calificación de deuda demuestran buen manejo de recursos públicos en gobierno de Astudillo

Palabras Mayores

Auditorías y calificación de deuda demuestran buen manejo de recursos públicos en gobierno de Astudillo

por Jorge Romero Rendón

 

Durante los cuatro años del gobierno de Héctor Astudillo Flores, la administración de los recursos públicos ha sido solvente, transparente y eficaz, de modo que ha cumplido sus objetivos de inversión en obras públicas, educación, salud, apoyo al campo y en desarrollo social, sin aumentar impuestos ni crear otros nuevos, sin endeudar al estado y disminuyendo la deuda histórica heredada de anteriores gobiernos.

Así lo demuestra, por un lado, el contenido del 4° Informe de Gobierno presentado el mes pasado por Astudillo Flores; y por otro, el conjunto de auditorías federales que diversos organismos le han aplicado a sus cuentas públicas, en las que no existen observaciones por irregularidades, y se destaca el cumplimiento de la ley en materia de contabilidad gubernamental y de rendición de cuentas en tiempo y forma.

En síntesis, así pudo constatarse en la comparecencia del secretario de Finanzas y Administración estatal (SEFINA), Tulio Pérez Calvo, en la Glosa del 4° Informe de Astudillo ante el pleno del Congreso local.

El funcionario presentó el estado de las cuentas del gobierno estatal, destacando el ejercicio de 46 mil 38 millones de pesos en Egresos, sobre Ingresos por 47 mil 223 millones de pesos en el cuarto año de gobierno de Astudillo. Su uso fue detallado en sendos informes trimestrales, semestrales y anuales en cumplimiento de las leyes General de Contabilidad Gubernamental, de Disciplina Financiera, de Coordinación Fiscal; además de los reportes del Poder Ejecutivo y de las cuentas públicas entregadas a la Auditoría Superior del Estado.

Sobre el uso de los recursos públicos y de los informes presentados, Guerrero ha sido uno de los estados más auditados, como detalló el secretario Pérez Calvo, se han aplicado 8 auditorías por parte de la Secretaría de la Función Pública federal –sin observaciones relevantes-; otras 15 por la Auditoría Superior de la Federación, tanto de carácter general como en la revisión específica de distribución de recursos a los municipios y sobre la aplicación de programas federales. Todas han sido concluídas y la SEFINA está en proceso de solventación de observaciones, casi todas técnicas.

Mientras que en materia de deuda pública, el gobierno de Astudillo la heredó por un monto de 2 mil 376 millones de pesos, y la ha reducido en 24% a la cantidad de mil 807 millones. Ese manejo ha sido reconocido por empresas calificadoras internacionales de manera favorable, declarando una perspectiva estable, destacando que Guerrero es el tercer estado menos endeudado del país, y el que tiene una de las mejores capacidades crediticias en la actualidad…

Recortes federales deparan mayor austeridad, pero SEFINA garantiza eficiencia…

Como informó hace un mes el gobernador Astudillo, el gasto de su cuarto año se enfocó principalmente a la construcción y rehabilitación de caminos y carreteras; a la construcción de obras de infraestructura urbana en los 81 municipios del estado; a financiar programas sociales dirigidos a los sectores más vulnerables; a la construcción de sistemas de agua y saneamiento; a educación, construcción y rehabilitación de escuelas; apoyo a programas de salud y atención oportuna de la población, incluyendo ambulancias para municipios alejados y con población en estado de pobreza; seguridad pública, el turismo y el campo, principalmente.

Eso habla de un gobierno sensible a las necesidades de desarrollo y bienestar de la población, en la medida en que ha invertido en infraestructura y en apoyo social de manera histórica, en su combate a la marginación y a la pobreza. Destacando que el 88% de las obras se han adjudicado por licitación pública, conforme a la ley.

De ahí que debe reconocerse el uso racional y eficaz de los recursos públicos, y que su administración sea honesta y transparente por parte de la SEFINA en particular, y del gobierno estatal en su conjunto, pues los beneficios de la inversión van directamente a la población de todas las regiones del estado.

Esto también vale la pena tomarlo en cuenta, sobre todo porque el gobierno federal le ha aplicado diversos recortes presupuestales al estado que han sumado 4 mil 368 millones de pesos, casi el 10% del presupuesto estatal. Lo que ha implicado una reorganización interna basada en la aplicación de políticas de ahorro y austeridad para no afectar en lo posible a los programas de inversión estatales.

Para el año 2020 están previstos diversos recortes en el presupuesto federal y la desaparición de rubros y programas, aprobados por la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados, que afectarán a Guerrero, por lo que la disciplina financiera, la austeridad y la racionalidad en el gasto del gobierno de Astudillo, serán los principios básicos para evitar una caída en la aplicación de las políticas de desarrollo social y económico que fundamentan su proyecto de combate a la pobreza.

Y en ese sentido, se espera un diseño responsable del presupuesto estatal por parte de los diputados locales, con la garantía de una administración eficiente y transparente como la que demostró el secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo…

Correo electrónico: rendon59@gmail.com

 

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *