Protestaron trabajadores de la CROC en corporativo restaurantero

Señalan a Ernesto Chacón, directivo de Macaroni por cerrar centros de trabajo sin previo aviso y tratarlos como esclavos.

 

Luis Serieys Zárate

04/12/2019

Ciudad de México

 

 

Trabajadores corridos o que cambiaron de centros de trabajo por cierres sin previo aviso, miembros de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos protestaron en el corporativo de las cadenas de restaurantes Hooters y Macaroni.

Los trabajadores de esas empresas apoyados por otros miembros y dirigentes de la CROC, protestaron porque a quienes laboran en Macaroni los despidieron sin causa alguna y sin la liquidación correspondiente.

Protestan en el corporativo y en contra del directivo de Macaroni, Ernesto Chacón Roa, entre otros, ante “la reiterada negativa del director de la empresa para pagar su liquidación conforme a la Ley Federal del Trabajo”.

Con el lema de “Sindicalismo Social del Siglo XXI” los trabajadores de esa central obrera y sus dirigentes demandaron a los directivos de la empresa que maneja los restaurantes Hooters y Macaroni para conseguir las liquidaciones completas al menos para quienes fueron despedidos sin previo aviso o con la alternativa de ir a trabajar con menos salario y en sitios muy alejados de su actual centro de trabajo.

Al respecto Sergio Hernández, cocinero, explicó que la semana pasada citaron a los 30 trabajadores a una junta en día laboral, sólo para recibir la noticia de que el restaurante cerraría, sin previo aviso y les dieron como opción un cambio de centro de trabajo lejano, sin apoyo de transporte y si cambiaban de “marca” sería con un menor sueldo.

Eso, dijo el trabajador, se ofreció sólo a algunos de los afectados, porque la mayoría los enviaron a las oficinas del corporativo en la calle de Varsovia 36 para “firmar su renuncia”, ni siquiera para hablar de una liquidación que la ley Federal del Trabajo les otorga ante un despido injustificado.

El Chef Miguel Cruz explicó que el viernes 29 de noviembre llegaron a trabajar y el restaurante Macaroni ya estaba en proceso de cierre, a pesar de que el jueves trabajaron de manera normal.

En una breve junta les ofrecieron cambiarlos a otros centros de trabajo más lejanos, a lo que los jóvenes, en su mayoría no aceptaron porque se dice qe sólo ofrecen un pago del equivalente al 60 por ciento de su liquidación legal.

La manifestación transcurrió sin que los directivos de la citada empresa dieran la cara y sólo con la esperanza de los 30 trabajadores que perdieron su centro de trabajo de obtener una liquidación del 100 por ciento como lo señala la Ley Federal del Trabajo.

 

 

serieys@hotmail.com

www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@semdesdeabajo y en Facebook: Desde Abajo Aca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *