Se apunta Adela Román como precandidata de Morena a la gubernatura

La alcaldesa de Acapulco participó en la reunión del Grupo Cuicalli, en Chilpancingo, ante quienes aceptó que sería “un alto honor” para ella ser la candidata a gobernadora en el 2021/Admitió que el puerto está “de rodillas ante el cobro de piso” que imponen los grupos del crimen organizado, por lo que es necesario tipificar la extorsión como delito grave

Alondra García/Sol de Chilpacningo

04/12/2019

Chilpancingo, Gro.

 

Después de reconocer que si aspira a ser candidata de Morena a la gubernatura de Guerrero en las elecciones de 2021, los que sería “un alto honor” para ella, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, aceptó que ese municipio está “de rodillas ante el cobro de piso” que imponen los grupos del crimen organizado.

La morenista participó este miércoles en la sesión del Grupo Cuicalli, en Chilpancingo, donde expuso las problemáticas que enfrenta su municipio en materia financiera y de seguridad pública.

“En Acapulco disminuyó de manera sustancial el secuestro, pero se elevó el delito de extorsión. Eso es lo que tiene de rodillas en este momento al estado y a Acapulco, el llamado cobro de piso”, expuso.

Explicó que los cobra cuotas detenidos recuperan su libertad de manera casi inmediata, porque el delito de extorsión no está tipificado como grave y, por ende, no amerita prisión preventiva.

Por ello informó que en días pasados se reunió con los integrantes de las comisiones de Justicia y Seguridad Pública del Congreso de la Unión, a quienes les pidió que la extorsión se integre al Catálogo de Delitos graves de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.

Señaló que en esa reunión la acompañaron empresarios, regidores, diputados federales de Guerrero y el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

Román Ocampo subrayó que el cobro de piso es el delito que más aqueja a los comerciantes y empresarios de Acapulco.

Por ello, dijo que insistirá ante el Poder Legislativo para que la extorsión se catalogue como delito grave.

En otro punto se su exposición, Román Ocampo afirmó que la seguridad pública ha mejorado en Acapulco.

Prueba de ello, dijo, es el repunte turístico en el puerto, que de manera permanente recibe visitantes nacionales y extranjeros.

“Eso significa que hay confianza en Acapulco, los fines de semana está a reventar”, apuntó.

Además, destacó que por la noche hay más presencia de ciudadanos en las calles, sobre todo en colonias que han sido catalogadas como de alta incidencia delictiva.

Reveló que cuando llegó a la alcaldía se encontró con colonias que “tenían toque de queda”, porque los vecinos no podían estar en la calle después de las 10 de la noche debido a que “la maña no se los permitía”.

También se encontró “con tres mil lámparas apagadas en lugares difíciles, muy vulnerables, porque así lo había impuesto la maña”.

“La maña se apoderó de muchos espacios de Acapulco”, reconoció Adela Román.

Contó que cuando el personal del Ayuntamiento acudió a reparar las luminarias, “les salió gente armada que no los dejaba”, por lo que tuvo que acudir personalmente, con patrullas de la Marina Armada y de la Policía Preventiva.

De esa manera fue posible la reparación y encendido de las tres mil luminarias en colonias de alta incidencia delictiva.

“Hemos avanzado”, insistió la alcaldesa del puerto, quien afirmó que eso fue posible porque no tiene compromisos con grupos criminales.

“Con el único compromiso que llegué para gobernar fue con el pueblo de Acapulco, a él me debo y estoy obligada a responderle; yo no pacté con nadie, no me pagó la campaña nadie, fue una campaña totalmente ciudadana”, aseveró.

La alcaldesa de Acapulco destacó que todos los días sesiona el Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz, con la participación de la Marina Armada, Ejército, Guardia Nacional, Fiscalía General de la República, Fiscalía General del Estado y policías Federal, Estatal y Municipal.

En esa mesa interinstitucional analizan los polígonos de mayor vulnerabilidad, delincuencia y peligrosidad y se establecen las estrategias para la prevención del delito.

Román Ocampo subrayó que “como abogada penalista, abogada que ha pasado por la procuración y administración de justicia, como criminóloga y magistrada”, tiene “la temperatura delictiva de las regiones de Guerrero.

“Eso me ha servido para establecer en Acapulco programas que nos permitan construir la paz”, afirmó.

La presidente municipal también informó que en los próximos días se reunirá con el embajador de Estados Unidos para pedirle que se retire la alerta de viaje que recomienda a los ciudadanos de ese país no visitar Acapulco debido a la violencia e inseguridad.

“No se me hace justo que siga esa alerta (…). Sí hay problemas como en muchos lugares del mundo, pero hay más violencia en Cancún y allá los medios actúan con mucha responsabilidad, informan (…) pero no sobredimensionan el problema, a diferencia de lo que pasa en Acapulco”, reprochó.

Asimismo, dijo que ya estableció contacto con la Secretaría de Relaciones Exteriores, para que a través de los consulados de México en el extranjero se promocione Acapulco a nivel internacional.

 

Enfrenta deudas multimillonarias

Román Ocampo reconoció que el Ayuntamiento de Acapulco enfrenta deudas millonarias que heredó de los gobiernos de Manuel Añorve Baños, del PRI, y Evodio Velázquez Aguirre, del PRD.

Explicó que su intención al llegar a la alcaldía era ejercer el presupuesto de manera responsable y austera.

Sin embargo, se encontró con deudas institucionales, laudos, una nómina abultada y un préstamo multimillonario con intereses inflados.

El préstamo multimillonario corresponde a la administración del priísta Manuel Añorve, quien consiguió más de 200 millones de pesos para construir el Paso Elevado Bicentenario, pero el pago de intereses superiores al monto del préstamo.

“Ese puente yo creo que debe estar saliendo igual que el Golden Gate, porque ni cinco ni ocho administraciones que sigan después de la mía podrán terminar de pagar”, lamentó.

Además, dijo que recibió una nómina de 120 millones de pesos mensuales e “infinidad de laudos”.

Indicó que al día siguiente de tomar la presidencia municipal recibió la notificación de emplazamiento para el pago de 112 millones de pesos, pues “la financiera dejó en buró de crédito a miles de trabajadores basificados y esa es herencia de Manuel Añorve”.

Román Ocampo destacó que su gobierno renegoció esa deuda y rescató a los trabajadores afectados.

También se encontró con una deuda millonaria en el Infonavit, pues el gobierno del perredista Evodio Velázquez Aguirre “no pagó el último año”, aunque sí descontó las cuotas a los salarios de los trabajadores.

Lo mismo ocurrió con el Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), que se hicieron los descuentos a los salarios de los empleados, pero no se entregaron. Ahí también hay una deuda millonaria.

“Tenemos la deuda más grande con la CFE en el país, tenemos la deuda más grande del ISSSPEG en Guerrero”, lamentó la alcaldesa porteña.

Por ello, informó que en días pasados se reunió con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien pidió apoyo para el rescate financiero del municipio.

Asimismo, informó que este jueves se reunirá en la Ciudad de México con el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, para renegociar la deuda que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco tiene con ese organismo y que recientemente les generó el corte del servicio.

Sobre las irregularidades financieras en que incurrieron sus predecesores, indicó que el ayuntamiento ya dio vista a las instancias investigadoras.

“El titular del órgano de control ha citado a funcionarios de otras administraciones, el que era presidente (Evodio) no ha acudido y se anda pasando diciendo mil cosas. Yo no voy a contestarle porque tendrá que responder ante las instituciones pertinentes, ante los órganos jurisdiccionales si es que hasta allá llega”, comentó Adela.

Después agregó: “Nosotros estamos cumpliendo con hacer del conocimiento de la autoridad que tiene que actuar y ejecutar, tengo confianza en la justicia y espero que las conductas que por acción u omisión incurrieron en desvíos, sean sancionadas”, dijo.

Confirma aspiraciones a la gubernatura

Durante la sesión de preguntas y respuestas, los integrantes del Grupo Cuicalli le preguntaron a Adela Román si buscará ser candidata de Morena a la gubernatura en 2021.

“Voy a ser sincera, sí”, les respondió.

Apuntó que para ella sería “un alto honor” que el partido la eligiera domo candidata.

Sin embargo, subrayó que “en política no hay nada escrito, no hay línea y el presidente es muy claro, aquí será el partido el que decida cuál es el género, si es mujer, si es varón”.

Cuando eso se resuelva y si la candidatura se define para una mujer, dijo que ella estará en la fila.

Por lo pronto comentó que está enfocada en gobernar Acapulco y resolver, en la medida de lo posible, los conflictos del municipio porteño.

“No es posible dar solución a tanta problemáticas que hay en Acapulco, solucionar la situación no tomará ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco administraciones que vengan, porque es mucha la problemática”, reconoció.

Sostuvo que “se requiere de un compromiso de empresarios, iniciativa privada, sociedad y gobierno en sus tres niveles para salir adelante, porque se necesita generar empleos, generar seguridad”.

También se le cuestionó sobre la reciente amenaza de la policía ciudadana de la UPOEG de incursionar en la localidad de Xaltianguis.

 

www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *