En política hay que saber repartir, como la rosca: Añorve

Parte la rosca con sus amigos y excolaboradores y aprovecha para felicitar al gobernador Héctor Astudillo por los resultados de la temporada vacacional decembrina.

Por Julio Zenón Flores Salgado

06/01/2020

Acapulco, Gro.



El senador Manuel Añorve Baños se reunió este lunes con algunos de sus amigos y colaboradores a partir la rosca de Reyes y no desaprovechó su presencia, así como la de los medios de comunicación, para lanzar la expresión que da título a este texto:

-En política hay que saber repartir; dar pedazos grandes. Recibiendo una andanada de aplausos de quienes han compartido con él algunas de sus campañas y sus periodos de gobierno, dos, al frente del ayuntamiento de Acapulco.

-Claro-, no como los comesolos, que nadamás quieren comer ellos, y todo lo jalan como si tocaran el arpa, le completó un periodista, más tarde, cuando el ex alcalde pasó silla por silla a saludar.

La imagen de compartir, en realidad se le acomoda al político acapulqueño-ometepequense: cuando ha gobernado ha tratado bien a los de las izquierdas que ahora gobiernan. Mejor que a los priistas, se han quejado algunos tricolores, que comentan que le dice que ellos son de casa y que primero se atiende a los de afuera.

Ahí estaba a su lado izquierdo su esposa Julieta Fernández, con un suave vestido rojo, y a su derecha el líder obrero y ex regidor Rodolfo Escobar Avila, quien tomó el micrófono sólo para expresar jubiloso.

– Manuel Añorve es un orgullo para la CTM.

La ex diputada local Pilar Badillo, junto al senador, daba muestras de que el aire acondicionado no enfriaba lo suficiente y también demostraba que sabe mover el abanico. El abanico color arena que traía en la mano, no el otro, el abanico político, que también movió, momentos antes de que llegara el Añorve, mientras hacía tiempo platicando con líderes seccionales de la cantidad de votos que se requieren para ganar un distrito: 40 mil o algo así.

Samuel Resendiz, también ex diputado, abrió el festejo de los Reyes, luego de dar cálido abrazo al regidor Miguel Terrazas y al secretario del trabajo Oscar Rangel, así como al ex delegado del IMSS, José Luis Ávila y al dirigente Abimael Salgado.

Los platos con los trozos de rosca comenzaron a recorrer las mesas, llevados por una diligente Maribel Helguera, periodista, que no supo a qué horas terminó siendo la repartidora, según dijo a sus colegas a quienes ofreció repetir platillo.

El que no repitió platillo fue un delgadísimo Manuel Añorve Aguayo, que no regateó dar el teléfono de su nutriólogo de cabecera, para lo que viene después de las fiestas decembrinas, al igual que el director del Deporte, Román Bello, quien le gritó al periodista de prominente abdomen “te estás tardando”, recibiendo un “ya mañana, mañana si voy al gym, amigo.

Quien no habló de deportes ni de nutrición fue el senador Añorve que se ganó los aplausos cuando dijo que ya habrá tres magistradas en la Suprema Corte y que a partir de la siguiente elección será obligado que en el gabinete haya mitad mujeres y mitad hombres, y eso va también para los municipios y para los poderes legislativos.

Terminó haciéndole un arreglo al refrán de que detrás de cada hombre hay una gran mujer: así no es, ellas están junto a nosotros y hasta un poco adelante… Se acabó la rosca, y poco a poco la concurrencia se fue saliendo para buscar un refresco, un café, un atolito, para bajársela.

Parte la rosca con sus amigos y excolaboradores y aprovecha para felicitar al gobernador Héctor Astudillo por los resultados de la temporada vacacional decembrina.

 

 

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *