Los «externos» del Morena

LECTURA POLÍTICA

Los «externos» del Morena

Noé Mondragón Norato

 

La fila creció. Sin ser un partido auténticamente ciudadano, el Morena se convirtió en la codicia de muchos actores políticos. La apuesta es clara: se quieren montar de nuevo ─como en la pasada elección del 1 de julio de 2018─, en la popularidad presidencial a fin de construir un proyecto de poder que al final terminará alejado de lo propuesto por AMLO. El Morena es así, el vehículo para llegar, no para transformar. Hay que ir a los hechos.

DE AFUERA VENDRÁN. – Los actores políticos externos, son los que de pronto, vieron en el Morena un partido «de izquierda y abierto» a la ciudadanía. Pero a condición de que acepten su inclusión como candidatos a la gubernatura. Hay cuando menos tres de ellos que ya se abrieron de capa. 1.- El primero que saltó fue el empresario Luis Walton Aburto. Llegó al extremo de renunciar al partido Movimiento Ciudadano ─antes Convergencia─ que le dio todo: sus cuatro postulaciones como candidato a la alcaldía de Acapulco y la dirigencia nacional y estatal de dicha agrupación política. Finca su apuesta en su relación de amistad con el presidente López Obrador. Es decir, y como en el pasado priista, espera que sea el dedazo presidencial el que lo favorezca. Y tiene, además, un pasivo visible: al igual que al actual gobernador priista Héctor Astudillo, es muy rencoroso. Posee un estilo poco ortodoxo de hacer política. A su paso como alcalde de Acapulco, no cumplió con las expectativas de sus gobernados. Salió entre acusaciones de corrupción por parte de Evodio Velázquez, el edil perredista que lo relevó. Nunca le perdonó dicho señalamiento. Por lo tanto, no representa la garantía hipotética de «un buen gobierno». Su único plus es que tiene dinero para hacer una campaña electoral holgada. Pero su fuerte son los negocios, no la política a la que intenta convertir en lo primero. 2.- Otra de las que acechan es la ex secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga. Busca con afán los reflectores mediáticos para ofertarse ante el Morena con base en dos plusvalías políticas: su condición de mujer ─en función de que podría ser una fémina la candidata y no existe en el partido presidencial ninguna con perfil ganador─ y las dos elecciones que lleva acumuladas: la de gobernador en 2015. Y la de senador en 2018. En ambas, sin embargo, perdió. Pero su imagen quedó posicionada en el subconsciente colectivo. El punto que la comprime contra el piso, es que AMLO la sigue observando como una beneficiaria natural de la tribu los chuchos de Nueva Izquierda (NI), la misma que lo excluyó del PRD y llevó a dicho partido a la debacle política y electoral sistemática. Encumbrarla como candidata del Morena a gobernador, equivaldría a cederle a dicha tribu, esa posición de poder en el futuro ─más aún si gana la elección─, pese a que Mojica Morga renunció al PRD. Al final de cuentas, las caretas y las máscaras sirven para eso en política: cubrirse, camuflarse y vender apariencias. Sería ese, su peor lastre. Pero muchos actores en el Morena le están abriendo la puerta. También, simuladamente. 3.- El tercer actor externo se acaba de asumir como aspirante a gobernador por el Morena. Y es el ex gobernador perredista, Rogelio Ortega Martínez. Salió en medio de acusaciones por desvíos millonarios de recursos financieros por parte del actual gobernador priista Héctor Astudillo. Su ex secretario de Finanzas y actual coordinador de la fracción legislativa en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón, lo señaló con dedo flamígero. Pero en política se apela al olvido de los electores para mantener vigencia y permanencia. A una desmemoria colectiva tan recurrente como infame. Rogelio va como avanzada del grupo liderado por el actual rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, quien también quiere entrar como el Plan B en la candidatura priista, por parte del senador tricolor Manuel Añorve Baños. La persistencia de aspirantes externos perredistas llevará a la obligada desbandada cuando ninguno de ellos resulte favorecido. ¿Es acaso el plan oculto para ganarle la elección al Morena en el cercano 2021? El tiempo lo dirá. Y desenmascarará a todos aquellos «falsos izquierdistas».

HOJEADAS DE PÁGINAS…Como el poder es adictivo, los del Morena evalúan que es de su propiedad. Y no acaban de digerirlo. En el Congreso local, algunos diputados que integran la fracción legislativa de ese partido volvieron a insistir en la destitución del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez. Y éste se aferra perrunamente a esa posición. Como priistas, panistas y perredistas, asoman inevitables los canibalismos. No son diferentes a ellos.

 

www.desdeabajo.com.mx

 

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *