Opinión

A casi un año de las elecciones, PRI y PRD se quieren suicidar si van solos

Palabras Mayores

A casi un año de las elecciones, PRI y PRD se quieren suicidar si van solos

Por Jorge Romero Rendón

 

 

Dice un dicho popular que ante un inminente daño hay quienes permanecen como si nada, “ven la tempestad y no se hincan”, aludiendo a que no piden la ayuda divina. Y eso es lo que se puede ver en estos tiempos de crisis sanitaria y económica que poco a poco abre paso al futurismo electoral, cuando ya se pueden ver evidentes precampañas de aspirantes y hasta fraudes con dinero público federal para financiar el proselitismo de quienes sienten seguro el próximo cargo.

En ese ambiente, lo que vemos es una paradoja que parece chiste: dos de los partidos más afectados por los resultados de la elección federal y local del 2018, el PRI –en voz de la secretaria general, Claudia Viggiano- y el PRD –casi todos los líderes estatales, aspirantes y un colado del CEN- se han lanzado a pregonar cada uno por su cuenta que son muy machos, y que irán solos a las elecciones del 2021 sin posibilidad de aliarse entre ellos para tratar de sumar unos votos que no se sabe de dónde podrán sacar si no es con una coalición de amplio frente de partidos.

en contraste, el partido en el que sus líderes y militantes se sienten infinitamente sobrados –Morena-, ya pactaron renovar su alianza con la chiquillada del PT y PVEM “para defender al presidente”, aunque se sabe que lo suyo va directo a tratar de ganar la mayoría de las 15 gubernaturas y de las diputaciones federales en juego el año próximo.

Es decir, que mientras en Morena se han dado cuenta del desgaste sufrido por los errores e incapacidades del gobierno de AMLO y del descontento que este ha provocado entre amplias capas de la población

–incluso entre quienes votaron por él-, y se dan a la tarea de sumar fuerzasy hasta de hacer trampa adelantada –“vigilar”, le llaman a lo que será una verdadera elección de Estado- con la compra de votos y tratando de socavar la confianza en los órganos electorales; en el PRI y en el PRD se sienten capaces de ganar lo necesario cada uno por su cuenta, por lo menos para sobrevivir… con cargo a la dura disminución de la aprobación presidencial de los últimos meses.

Y aunque ya se sabe que el PRD buscará sumar con el PAN y quizás con un Movimiento Ciudadano (MC) que será el que ponga condiciones para posibles alianzas de última hora, extraña que en el PRI sea la dirigencia nacional la que de plano anuncie su plan de ir en solitario

Faltan liderazgos y fuerza política efectiva…

Lo malo para ambos partidos –amarillo y tricolor- es que carecen de figuras que en el plano nacional atraigan la atención de la ciudadanía como para ponerle cara al Peje López Obrador –que no perderá ocasión para ser la gran figura que promueva el voto morenista-, sin tomar en cuenta que esa ausencia de liderazgos les va a restar fuerza para lograr una convocatoria amplia que le ajuste las cuentas a un régimen del que medio México se queja, pero ante el que la oposición partidista ha sido muy débil.

Esa falta de oposición real ha sido un factor de peso para el éxito del plan de AMLO –le cae como “anillo al dedo”- por convertir su gobierno en un trono autoritario y absolutista al que mucho se critica pero al que poco se le acota. En las cámaras de diputados y senadores el PRD ha desaparecido en ideas y en números.

desde el PRI nacional se desborda un colaboracionismo rayano en la complicidad, por esa idiosincrasia priista de colocarse siempre del lado del poder con el eufemismo de ser una “oposición leal”, olvidándose de que la lucha por el poder es ante todo una guerra y no una elegante tarde de pactos en lo oscurito que sólo benefician a tres o cuatro personajes en lo individual, sacrificando a su militancia en pleno… y a la ciudadanía.

Pese a todo, es en los estados como Guerrero donde veremos lo que podrá ser una contienda real entre fuerzas más parejas, dado que el PRI cuenta con el gran capital del legado de gobierno de Héctor Astudillo Flores. Y cuenta con al menos tres pesos pesados de la política con experiencia y capacidad de gobierno, como el coordinador de los diputados locales del PRI, Héctor Apreza Patrón; el secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos; y el vicecoordinador de los senadores priistas, Manuel Añorve Baños.

Entre ellos podría estar el próximo candidato a gobernador tricolor, pero requerirá sumar el apoyo de otros partidos –al menos PAN y MC, si el PRD se niega-, dado que ningún partido en el estado tiene cuadros a la altura de los mencionados, a menos que en Morena se dejen de pleitos y postulen al empresario Luis Walton Aburto, que es el único entre los aspirantes de partidos de Izquierda con prestigio y autoridad moral y políticapara contender en el estado en 2021

Correo electrónico: rendon59@gmail.com

Denuncia en desdeabajo Noticias!

 

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de desdeabajo Noticias: 7443262471. ¡Compártelo! Nosotros le damos seguimiento
www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

 

 

Related posts

Guerrero, en riesgo de regresar a Semáforo Naranja

admin8

Diputados donarán un mes de salario para atender pandemia

admin8

Guanajuato: del “paraíso” a la violencia

admin8

Leave a Comment