Opinión

Urge frenar el asesinato de periodistas

Diario Ejecutivo  

Urge frenar el asesinato de periodistas  

Carta a Rosa Icela y Alejandro Encinas  

Matemáticas, accidentes, Covid, outsourcing  

Roberto Fuentes Vivar  

 Alejandro Encinas  

Subsecretario de Derechos Humanos  

Secretaría de Gobernación  

Rosa Icela Rodríguez  

Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana  

Les escribo esta carta aunque sea políticamente incorrecta, porque comienzo con un subsecretario de Gobernación y posteriormente menciono a una secretaria de estado, concretamente de Seguridad y Protección Ciudadana.  

El motivo de esta decisión políticamente incorrecta, es que antepongo el hecho del tiempo de conocerlos a cada uno de ustedes.  

A ti, Alejandro, te conozco desde aquellas épocas de la Prepa 8, aunque posteriormente nos seguimos viendo con reiterada frecuencia, cuando eras diputado y, siempre con la izquierda de por medio, coincidimos en la lucha por los derechos de los afectados por el crack bursátil de 1987 o cuando eras jefe del gobierno de la ahora Ciudad de México. La más reciente comunicación que tuvimos fue cuando recibí una amenaza de muerte (en Facebook) por parte de un periodista de dudosa procedencia y permanente atacante de la IV Transformación. Me ofreciste el apoyo para periodistas y me negué porque no lo consideré necesario porque se trataba de un exabrupto de una persona radical dedicada a la comunicación.  

A ti, Rosa Icela, te conozco desde que eras casi una adolescente y hacías tus pininos en La Jornada, hace ya muchos ayeres,  y posteriormente nos vimos en algunas ocasiones por la huelga de UnoMásUno y quizá una o dos veces más, de las que no tengo el recuerdo exacto.  

A ambos les profeso mi respeto y si bien no puedo decir que sean mis amigos, porque los periodistas y los funcionarios públicos no podemos ser amigos, por salud profesional, les tengo aprecio. Quizá podamos ser amigos cuando ustedes no ocupen un cargo público, aunque para entonces (si vivo) yo seguiré siendo periodista.  

El asunto que ocupa es, precisamente, el del asesinato de periodistas.  

Sé, que por instancias legales, no es precisamente de un tema de su directa jurisdicción, ya que se trata, en su gran mayoría, de delitos del orden común, es decir que su investigación corre a cargo de las autoridades locales o estatales y no de las federales, salvo en los casos en que son atraídos por la ahora Fiscalía General de la República.  

Sin embargo, su prevención sí les atañe de manera indirecta y por eso llamó su atención sobre el caso.  

Concretamente, los últimos 15 días han sido, estadísticamente (aunque los periodistas nos negamos a ser solo estadísticas), los más graves para la historia del periodismo en México, al ser asesinados tres compañeros.  

-El 29 de octubre Arturo Alba Medina en Ciudad Juárez, Chihuahua  

-El dos de noviembre Jesús Alonso Piñuelas en Ciudad Obregón, Sonora.  

-El 9 de noviembre, Israel Vázquez Rangel, en Salamanca, Guanajuato.  

Si mal no recuerdo, porque así lo escribí, marzo de 2017 ha sido el mes en que se han registrado más asesinatos de periodistas en la historia contemporánea: Cecilio Pineda Brito, en Guerrero, Ricardo Monlui Cabrera, en Veracruz y, desde luego, Miroslava Breach, la corresponsal de La Jornada en Chihuahua.  

Los asesinatos recientes han ocasionado que muchos periodistas que históricamente se han solidarizado con los compañeros ultimados y otros que ahora se han sumado a esta solidaridad, emprendan una exigencia ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que se frene esta ola de homicidios. Incluso algunos comunicadores se unen a esta demanda no tanto por su solidaridad gremial, sino como una forma más de atacar a un gobierno al que no entienden ni quieren entender.  

Pero lamentablemente, Alejandro y Rosa Icela, el asunto es grave, porque hasta hace un mes parecía haber aminorado, por lo menos estadísticamente, el asesinato a periodistas. Cuando de repente se disparó nuevamente.  

Es curioso que las tres últimas muertes se hayan registrado en estados gobernados por la oposición al presidente de la República (Chihuahua y Guanajuato, por el Partido Acción Nacional, y Sonora por el Partido Revolucionario Institucional. En este último destaca que ahora contiende por la gubernatura un personaje cercano al presidente López Obrador, Alfonso Durazo).  

Hace unos días algunos organismos de periodistas dieron a conocer un recuento que señala que en lo que va del 2020 suman 16 asesinatos: 12 periodistas, una locutora, un trabajador de prensa y dos escoltas. Agrega que en lo que en la actual administración federal de Andrés Manuel López suman 33 asesinatos: 26 periodistas, dos locutores, dos trabajadores de prensa, un familiar y dos escoltas.  

El recuento es largo: de 2000 a la fecha, han ocurrido 270 asesinatos: 229 periodistas; cuatro locutores: 12 trabajadores de prensa; 12 familiares y nueve amigos de comunicadores; dos civiles, y dos escoltas. En consecuencia, de 1983 a la fecha, de acuerdo al monitoreo permanente del gremio periodístico organizado, suman 336 asesinatos, de los cuales han sido víctimas: 291 periodistas; cuatro locutores; 12 trabajadores  de prensa; 15 familiares y 10 amigos de comunicadores; dos civiles, y dos escoltas.  

Este contexto da una idea de la gravedad del problema que fue heredado de las anteriores administraciones, pero que en estos momentos cobra especial importancia porque algunas asociaciones de periodistas, nacionales e internacionales, y muchos comunicadores intentan crear la percepción de que existe una tendencia gubernamental para limitar la libertad de expresión.  

A todo esto se suma que las investigaciones sobre la numeralia presentada en párrafos anteriores, no ha sido atendida debidamente, ya que más del 90 por ciento de los casos no ha contado con una conclusión satisfactoria ni para los familiares de las víctimas ni para el gremio periodístico.  

Personalmente creo que existen intereses muy oscuros que intentan involucrar los ataques a la prensa en las cada vez más incisivas campañas en contra de la IV Transformación, como si fuera el gobierno federal el que ordenara los asesinatos de periodistas.  

Los estudios más detallados señalan que la mayor parte de los ataques a periodistas son perpetrados por autoridades locales o estatales, incluso más que los cometidos por el llamado “crimen organizado”.  

Tradicionalmente noviembre es el mes de los muertos mexicanos y espero que este undécimo mes de 2020 no se convierta también en el que registre mayor número de asesinatos a periodistas.  

Por eso, Alejandro y Roca Icela, les hago un llamado para que, dentro de sus respectivas atribuciones hagan un esfuerzo mayor para poder desentrañar quién o quiénes son los interesados en que la muerte de periodistas crezca hasta convertirse en un mal social mayor de lo que ya es.  

Atentamente  

Roberto Fuentes Vivar  

El filósofo del metro retoma a Camilo José Cela: “el periodismo no es ni el carnaval, ni la cámara de los horrores, ni el museo de figuras de cera”.  

Tianguis  

Una noticia positiva es que por cuarto año consecutivo, el equipo que representó a la Ciudad de México en la Olimpiada Mexicana de Matemáticas (OMM) obtuvo el primer lugar de la competencia. Este grupo estuvo integrado por Tomás Cantú Rodríguez, de 18 años, quien ganó medalla de oro y realizó un examen perfecto. Ana Illanes Martínez de la Vega, de 15 años, también con presea dorada, y Leonardo Míkel Cervantes Mateos, de 16 años, con medalla de oro.  Con medalla de plata resultaron Diego Caballero Ricaurte (16 años), Mateo Latapí Acosta (13 años) y Victoria Cantú Rodríguez (15 años. En la edición 34 de esta Olimpiada, el segundo lugar fue para el equipo de Nuevo León y en tercero para los representantes de Sinaloa. Un abrazo al equipo capitalino por sus logros… Este domingo se conmemoró el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, por lo que el INEGI dio a conocer que en 2019, se reportaron 362 mil 586 accidentes, de los cuales 293 mil 782 registraron solo daños materiales (81.0 por ciento); en 65  mil 154 se identificaron víctimas heridas (18.0 por ciento), y los tres mil 650 accidentes restantes corresponden a eventos con al menos una persona fallecida. En síntesis, el año pasado se reportaron cuatro 125 decesos en el lugar del accidente y 91 mil 713 heridos. Jalisco, Chihuahua, Sinaloa, Michoacán, Ciudad de México, Nuevo León, Guanajuato y Sonora son las entidades del país que concentran el 48.5 por ciento de las muertes por accidentes de tránsito registrados en el lugar del accidente… Como se esperaba este fin de semana se rebasó el millón de personas contagiadas por Coronavirus en el país. Lamentablemente, como lo indican los reportes que a diario presenta el subsecretario de Salud Hugo López Gatell (o su equipo de trabajo), se comenzó a registrar un repunte tanto en el número de contagios, como el de fallecimientos. En este último caso se presentaron nuevamente cifras por encima de 600 decesos. Seguramente estos datos son consecuencia del relajamiento que se registró por el día de muertos y por algunos eventos como las aglomeraciones por San Judas Tadeo… Otra mala noticia es que los analistas consideran que ni este año, ni en 2021, se lograrán obtener las cifras automotrices como las que había antes del Coronavirus. Concretamente, el sector automotriz reportó en octubre un nivel de producción de 347 mil 829 unidades, con un incremento de 8.8 por ciento en comparación con la cifra del mismo mes del año pasado. Este incremento interanual (el mayor desde enero 2019) obedece a una base comparable extremadamente fácil de superar, ya que el nivel de producción hace un año se vio sumamente afectado por la huelga de 40 días de General Motors y por la decisión de Ford de descontinuar la producción del Fusion y el Fiesta (casi la totalidad de lo que esta automotriz fabricaba en México). De hecho, la Asociación Nacional de la Industria Automotriz (AMIA) estima este año un retroceso de entre 23 y 28 por ciento en la producción contra 2019 y prevé que no se recuperarán los volúmenes de antes del coronavirus ni este año ni el siguiente… Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó la semana pasada una iniciativa que reforma diversas disposiciones de Ley Federal del Trabajo, de la Ley del Seguro Social, de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, del Código Fiscal de la Federación, de la Ley del Impuesto sobre la Renta y de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, con el propósito de regular la subcontratación laboral y establecer reglas a fin de que las personas físicas o morales contraten  únicamente la prestación de servicios de carácter especializado o la ejecución de obras especializadas, las reacciones de la iniciativa privada, como era de esperar, fueron contrarias. Según la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la iniciativa no acata el Convenio número 144 de la OIT que promueve el tripartismo y el diálogo social, mismo que asegura que las voces de las organizaciones de empleadores y trabajadores sean escuchadas.

filosofodelmetro@yahoo.com.mx  

Denuncia en desdeabajo Noticias!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándalo al WhatsApp de desdeabajo Noticias: 7443262471. ¡Compártelo! Nosotros le damos seguimiento
www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@acadesdeabajo y en Facebook: Desdeabajo Aca

Related posts

Descuida el gobierno la violencia que provoca 1, 605 asesinatos en abril.

admin8

Avances y retroceso

admin8

Te critico con la esperanza que corrijas errores y abandones estatismo que fracasó con el PRI el siglo pasado.

admin8

Leave a Comment